Self-Specific

Self-specific, surge como reflexión sobre la actuación del espectador y la posibilidad del arte público dentro del espacio expositivo.

Se trata de un abecedario, base de todo lenguaje, donde cada letra posee además imágenes superpuestas que dibujan relaciones, convirtiéndose en un total de 29 cambiantes monogramas en constante interacción kinestésica con el espectador, quien se hace protagonista en la generación/apropiación de las obras particulares que se desarrollan a partir de la creación del texto.

Self-Specific

Abecedario

Medidas variables 40 x 40 cm c/u

técnica: papel fotográfico bajo superficie prismática

Galería Alternativa. Caracas

2003